top of page

63 mujeres mueren al día por la ofensiva israelí en Gaza

La situación humanitaria en la Franja de Gaza es desgarradora, exacerbada por la reciente ofensiva militar de Israel. La pobreza menstrual y la falta de atención médica son los problemas más urgentes que enfrentan las mujeres en esta región, lo que ha dejado a muchas en condiciones precarias y vulnerables.



Como resultado del conflicto en curso, la pobreza menstrual, un problema que a menudo se pasa por alto, ha alcanzado proporciones alarmantes en Gaza. Las mujeres en Gaza se enfrentan a una escasez crítica de productos de higiene menstrual, lo que las obliga a recurrir a métodos poco seguros y degradantes para gestionar sus menstruaciones.


La falta de acceso a compresas, tampones y otros productos menstruales adecuados ha llevado a muchas mujeres a usar trozos de tela, pañales desechables o incluso fragmentos de tiendas de campaña. Esta falta de productos de higiene menstrual es humillante para las mujeres y pone en peligro su salud porque aumenta la probabilidad de infecciones y otras complicaciones médicas.


Las mujeres en Gaza no solo sufren de pobreza menstrual, sino que también enfrentan una crisis sanitaria generalizada. El sistema de salud de Gaza está al borde del colapso debido a los ataques durante la ofensiva militar a infraestructuras civiles como hospitales y centros de salud. La capacidad de Gaza para brindar atención médica adecuada a su población ha sido severamente limitada, ya que muchos hospitales han sufrido daños graves o han quedado completamente destruidos. La crisis sanitaria en Gaza se ha agravado aún más debido a la falta de suministros médicos, la escasez de personal médico y la interrupción de los servicios de salud básicos.


La situación de las mujeres en Gaza ha empeorado debido a la falta de acceso a agua potable y saneamiento adecuado. Con la infraestructura de agua y saneamiento dañada o destruida durante los ataques, muchas mujeres tienen dificultades para encontrar agua para beber, cocinar y limpiar, y mucho menos para lavarse adecuadamente durante su período menstrual. La falta de agua y saneamiento adecuados aumenta el peligro de enfermedades transmitidas por el agua y otras infecciones, lo que empeora aún más la crisis de salud en Gaza.


Además, muchas mujeres se encuentran en una situación extremadamente vulnerable debido al aumento de la violencia de género durante el conflicto. Las mujeres no tienen lugar donde refugiarse debido al hacinamiento en los refugios y la falta de seguridad personal. La comunidad internacional ha expresado su preocupación por la situación humanitaria en Gaza y ha instado a todas las partes en conflicto a respetar el derecho internacional humanitario y proteger a los civiles, incluidos los niños y las mujeres. Se requiere una acción inmediata para abordar la pobreza menstrual y sanitaria y garantizar que todas las mujeres en la región tengan acceso a productos de higiene menstrual, atención médica adecuada, agua limpia y saneamiento seguro.


Además, también se enfrentan a obstáculos culturales y sociales que dificultan su acceso a la ayuda y el apoyo. Muchas mujeres se sienten en silencio y sin recursos para gestionar su menstruación de manera segura y digna debido al estigma asociado con la menstruación y la falta de acceso a la educación sobre la salud menstrual y reproductiva.


En Gaza mueren una media de 63 mujeres al día: 37 son madres que dejan atrás a sus familias

Varias organizaciones humanitarias y agencias de ayuda están trabajando para brindar ayuda a las mujeres y niñas en Gaza en respuesta a esta crisis. Las comunidades afectadas están recibiendo kits de higiene menstrual, suministros médicos y alimentos, y se están llevando a cabo programas de apoyo psicosocial para ayudar a las mujeres a superar el trauma y la violencia.



La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que es necesario evacuar médicamente alrededor de 8.000 pacientes, de los cuales alrededor de 6000 sufren diversos traumatismo, reflejando la falta de recursos médicos adecuados en la región y la urgencia de atención médica.


El Día Internacional de la Mujer se convierte en un recordatorio triste de las duras condiciones que enfrentan las mujeres en Gaza en este contexto desolador. Según la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA), desde el inicio del conflicto, el 7 de octubre, al menos 9.000 mujeres han muerto, y muchas más están atrapadas en los escombros y luchan por sobrevivir en medio del caos y la destrucción.


La UNRWA agregó que "En Gaza mueren una media de 63 mujeres al día: 37 son madres que dejan atrás a sus familias", destacando el impacto desproporcionado de la violencia en las mujeres y las madres.


La pérdida de vidas femeninas no es solo una tragedia individual, sino que también representa una pérdida devastadora para las familias y comunidades en Gaza, exacerbando aún más los problemas relacionados con la desnutrición, la pobreza menstrual y la atención médica. Las mujeres en Gaza enfrentan una carga adicional de cuidado y responsabilidad mientras luchan por mantener a sus familias a salvo y saludables en medio de la violencia y la destrucción en medio de la lucha por la supervivencia.



24 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page