top of page

Clasificación del plástico: los 7 tipos que debes conocer

Aunque casi todo lo que conocemos lleva por nombre “plástico”, este término tiene dentro de sí, diferentes componentes que consolidan los tipos de plásticos. Este material novedoso para la humanidad, ha sido de los que más rápido tuvo un auge en la producción y comercialización, dejando un impacto cuestionable y altamente negativo en el planeta.


Actualmente, muchas de las empresas que buscan desarrollar el plástico, están experimentando con alternativas amigables para el planeta. Por eso aquí te contamos qué tipos de plástico existen, y cuáles van en concordancia del cuidado ambiental.


Clasificación del plástico_ Way To Zero Waste
Vía: En estado puro

Tipos de plástico


Existe una calificación de los plásticos que los divide en siete categorías, todas numeradas del 1 al 7 que aparecen dentro de los objetos fabricados con plásticos. Esta numeración nos proporciona una enrome cantidad de información acerca del plástico de producción del objeto particular pero, ¿de qué están hechas? ¿Cómo se reciclan? Sigue leyendo:



1. PET Tereftalato de Polietileno


La composición del PET proviene de la policondensación entre etilenglicol y tereftálico. Por lo que se logra que su composición de una transparencia inigualable en otros plásticos, y a su vez sea apto para usar colorantes en su composición.


Dentro de los distintos tipos de plásticos, este tiene como principal característica su facilidad para el reciclaje. Aunque, es un material resistente, y flexible, su practicidad hace que se pueda reciclar de muchas maneras, y no necesariamente en una planta especializada. Este material es usado para envases de productos como: aceite, agua, jugos; generalmente todo lo relacionado con empaques alimenticios.


Una vez reciclado puede cumplir otras funciones. Es el caso de las botellas reutilizadas para construcciones, o si se desintegra, se pueden usar las fibras de plástico para crear fibras textiles. En la actualidad, hay muchos proyectos en las ciudades que facilitan el reciclaje de estos tipos de plásticos, ya sea en las casas o en comunidades que busquen alternativas para su uso.


Dentro de los plásticos, este es el más amigable con el medio ambiente, pero si este no se deposita correctamente para su reciclaje, puede tardar entre 500 y 1.000 años en descomponerse.


  • Resistencia Elevada

  • Barrera para el CO2 y a la humedad

  • Reciclable

  • Ligero

  • Impermeable

  • Aprobado uso para contacto alimentario

  • Transparencia y admisión de colorantes



2. HDEP Polietileno de alta densidad


Esta categoría del material tiene una consistencia física poco flexible. Tiene a ser de mucha dureza lo que lo hace apto para ser utilizado en el envase de muchos productos. Tales como productos lácteos, gaseosas, detergentes y otros productos líquidos, que son vendidos en el mercado en dicha presentación.


Estos envases son altamente resistentes a impactos químicos, por lo que, si bien pueden ser reciclados, necesitan de un proceso adicional para la reutilización del material.


  • Se puede reciclar con facilidad y reutilizar

  • Alta resistencia química y térmica

  • Sólido, incoloro

  • Rígido

  • Ligero

  • Impermeable

  • Resistente al agua, a ácidos y a varios disolventes

  • Procesado para su reutilización y fácil reciclaje



3. PVC Polivinilo


La composición del polivinilo lo hace uno de los plásticos más maleables y usados. Su combinación de carbono y cloro, le otorga versatilidad y resistencia. Por ello puede ser tanto para un producto flexible como mangueras o cableado, y también puede ser rígido en tarjetas o tuberías de mayor densidad y resistencia.


El proceso de reciclaje del PVC es de una complejidad alta, solo se logra en plantas especializadas para tal fin. Pero una vez que se logra su reciclaje, se puede reutilizar en tuberías.


  • Dúctil y alta resistencia ambiental

  • Baja densidad, alta resistencia a la abrasión y al impacto

  • Estable e inerte

  • Resistencia a la corrosión

  • Reciclable mediante un complejo proceso



4. LDPE (Polietileno de baja densidad)


El polietileno de baja densidad, contiene una alta resistencia los quimos y a los impactos. Se trata de un plástico flexible en la que la transparencia de este depende del espesor.


Ejemplos de uso frecuente serían: bolsas y guantes de plástico, el papel film, el plástico de burbujas o botellas de agua. Se puede reutilizar, pero no siempre es posible reciclarlo. Si estos plásticos no son correctamente reciclados, pueden tardar más de 150 años en descomponerse, dejando pequeñas piezas de micro plásticos.


  • Alta resistencia química y térmica

  • Resistencia a los impactos

  • Facilidad de procesar

  • Transparente u opaco, dependiendo de su espesor

  • Difícil reciclaje

  • Tiene dificultades para imprimir, pintar o pegar sobre su superficie



5. PP Polipropileno


El polipropileno, se desprende de la polimerización del propileno. Es uno de los tipos de plásticos flexibles, que resiste productos químicos y es moldeable. Está presente en productos como envases de manteca, pañales desechables y pajitas.


Para lograr el reciclaje del polipropileno, se debe seguir un proceso hecho desde plantas de reciclaje aptas para tal fin.


  • Resistencia a los químicos

  • Resistente al agua hirviendo

  • Resistencia a las cargas

  • Resistencia a los detergentes

  • Bajo coste, fácil de moldear y colorear

  • Dificultad media de reciclaje



6. PS Poliestireno


El poliestireno es un plástico conocido por su rigidez y dureza. Dentro de este hay varios tipos de poliestireno, que garantizan mayor fuerza y resistencia. Por lo que, generalmente se usa para la fabricación de productos como cajas que resisten grandes cantidades de peso, envases de bebidas lácteas, bandejas de traslado de comidas, entre otros.


El proceso de reciclaje de este material, es de los más complicados, aunque posible. Luego de una descomposición química y trabajada en una planta de reciclaje pertinente, es posible lograr la reutilización. Aunque se recomienda evitar el uso de estos tipos de plástico.


  • Difícil pero posible reciclaje

  • Rígido

  • Elevada resistencia

  • Dureza



7. Otros


En esta categoría entran todos los demás plásticos, los cuales suelen ser extremadamente difícil de reciclar. Este proceso suele ser costoso y complejo, pero posible.


Algunos ejemplos serían los CD, juguetes o biberones, que solemos depositar en el contenedor amarillo por error y deberíamos llevar al Punto Limpio más cercano. En los centros correspondientes se tratara el producto mediante una separación de sus componentes plásticos.


  • Difícil reciclaje

  • Contiene diversas resinas

  • Mix de diferentes materiales




Ahora ya sabes que plásticos son más fáciles de tratar, y cuales debemos consumir menos. Te dejamos un pequeño resumen de Vivir Sin Plástico para que te sea más fácil identificar la tipología de plástico que vas a consumir.


¡Únete al cambio!



126 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page