top of page

Don´t Look Up: las 5 lecciones que nos deja acerca de la crisis climática

Esta nueva película de Netflix, como toda buena sátira, ha dividido a la crítica y la opinión del público. Algunos la consideran una obra brillante y otros simplemente la aborrecen.


Sin embargo, hay algo innegable; la película tiene demasiadas similitudes con la vida real, en especial en como se ha enfrentado la crisis climática. Es por eso que en las próximas líneas destacamos las lecciones que debemos poner en práctica para no enfrentar un final similar al representado en Don´t Look Up ("No mires arriba" en español).



¡Alerta! Si aún no has visto la película y deseas evitar spoilers, es mejor que leas el artículo después.



1. Ignorar el problema no soluciona el problema


El film cuenta la historia de una científica y un científico que descubren que un cometa más grande que el asteroide que destruyó a los dinosaurios se dirige a la Tierra, ellos intentan evitar la colisión, pero las autoridades y parte de la humanidad reaccionan de una forma bastante apática, llegando incluso a negar la existencia del cometa.


En consecuencia, los personajes de DiCaprio y Jennifer Lawrence crean una campaña para que las personas miren hacia el cielo y noten el cuerpo celeste que impactará contra nuestro planeta. En contraposición, el gobierno de Estados Unidos lanza una contra campaña pidiendo a las personas que no miren arriba, ya que si no ven hacia el cielo ignorarían el problema.


Sin embargo, al final se demuestra que ignorar el problema conlleva a la imposibilidad de solucionarlo. Lo mismo ocurre actualmente con la crisis climática, diversos actores políticos quieren minimizar, ocultar e incluso negar el gran problema que significa el calentamiento global, logrando que una parte de la sociedad no vea amenaza alguna y permanezca inactiva como parte de las soluciones.


Lo cual nos deja la siguiente lección…




2. Debemos escoger mejores líderes


La trama de Don´t Look Up y el destino de la humanidad hubiese sido totalmente diferente si la Presidenta de Estados Unidos (interpretada por Meryl Streep) hubiese puesto por encima de sus intereses personales el bienestar de las personas. La solución estuvo en sus manos, pero ella prefirió ser egoísta y jugar con las esperanzas de todos.


El personaje de Meryl nos hace recordar a aquellos políticos de la vida real, que a pesar de saber el riesgo que enfrenta el planeta como consecuencia de la crisis climática, deciden no tomar acción para beneficiar a individuos cuyos negocios multimillonarios se sostienen con la destrucción del ambiente. Por lo tanto, una de las lecciones que nos enseña el filme es que debemos de hacer todo lo posible para escoger líderes que realmente tomen en serio al cambio climático.




3. Hay que actuar mientras aún se pueda


Incluso ante el escenario de una colisión apocalíptica, había soluciones que podían salvar la vida en el planeta (que vale la pena recordar, no está conformada únicamente por humanos). Sin embargo, los factores mencionados anteriormente llevaron a que las acciones correctas no se ejecutaran en el momento correcto, por lo tanto, el daño fue irreversible.


Actualmente, estamos en la fase de la crisis en la que aún hay posibilidades de evitar que el peor escenario se convierta en realidad. Y aunque el último Informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente ya declaró que hay consecuencias irreversibles, también destaca que aún hay acciones que se pueden tomar para no superar el umbral de 1,5°C durante los próximos 5 años. Por lo que está en nosotros tomar acciones individuales y colectivas para presionar a gobiernos y empresas a cumplir con lo establecido en el Acuerdo de París.




4. Debemos informarnos y escuchar a expertos


La comunidad científica y expertos en la materia están realizando esfuerzos significativos en investigación y desarrollo para solucionar los problemas medioambientales actuales, pero si no los escuchamos, ¿cómo sabremos que es necesario hacer para evitar una catástrofe ambiental?


Don´t Look Up nos mostró las terribles consecuencias de ignorar la opinión científica y permanecer en la ignorancia, así que si deseamos que la vida tal como la conocemos no se destruya, es importante mantenernos informados constantemente con información fidedigna proveniente de quienes han estudiado el tema durante años.




5. Somos frágiles y podemos autodestruirnos


A diferencia de la mayoría de películas apocalípticas de Hollywood, Don´t Look Up no nos presenta un final heroico en donde la humanidad encuentra la salvación. Al contrario, a pesar de los esfuerzos de los protagonistas, las acciones de un sector de la sociedad llevó a la humanidad a su fin, mostrándonos lo frágil que podemos ser como especie.


De hecho, el final del film deja una sensación amarga y triste, en especial al saber que en el mundo real también nos estamos autodestruyendo (esta autora admite que se escaparon un par de lágrimas durante la última escena). Por supuesto, el calentamiento global es una amenaza totalmente distinta a la de un colosal cometa, ya que la muerte y destrucción de especies ocurre de forma progresiva, afectando desigualmente a ricos y pobres.


Así que si se sigue con las políticas actuales de la mayoría de gobiernos, nuestro futuro será similar al final de Don´t Look Up; solo los privilegiados podrán sobrevivir y el resto del mundo sufrirá las terribles consecuencias de vivir en un planeta cada vez menos habitable.



¿Ya viste la película? ¿Consideras que hay otras lecciones que compartir? ¡Cuéntanos en los comentarios!


29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page