top of page

El pueblo rohignya: una historia de lucha y superación

Actualizado: 22 sept 2023

Cox’s Bazar se ha convertido en el campo de refugiados más poblado de todo el mundo, donde residen cerca de un millón de rohignyas que han huido de la violencia que vivían en Birmania.



Los rohingyas son una minoría étnica proveniente del norte de Birmania que desde más de una década se han visto perseguidos y expulsados por ser musulmanes. A causa de la violencia a la que se han visto expuestos, se han visto obligados a refugiarse en los campos de refugiados de Bangladesh.


En 1992, cerca de 14.000 personas llegaron a los campos de refugiados de Bangladesh cercanos a Cox’s Bazar huyendo de la represión y violencia, en busca de un futuro para su familia y ellos mismos, lejos del odio. Décadas más tarde y miles de desplazados más, nada ha cambiado.


En agosto de 2017 estalló la violencia en el estado de Rakhine, en Birmania, obligando cerca de 800.000 personas a buscar protección en Bangladesh. Según testimonios recogidos por Naciones Unidas, el pueblo rohignya se vio expuesto a ejecuciones extrajudiciales, violaciones y otro tipo de violencia sexual, tortura, y destrucción de viviendas y pueblos enteros, a raíz de operaciones militares.


No había miramientos, se buscaba echar a un pueblo entero, de ahí que se atacaran casas, campos, cultivos, ganado y cualquier resto de vida que se viera, mientras que por un megáfono se les repetía que no pertenecían en Rakhine.


La mayoría de refugiados llegó a Cox’s Bazar durante los primeros tres meses de la crisis, cerca de 600.00 personas, y se estima que al menos 12.000 llegaran durante el primer semestre de 2018. La gran mayoría mujeres, niñas y niños, además de personas mayores que requerían ayuda y protección adicionales.


El campamento pasó de acoger sobre las 30.000 personas a convertirse en el campo de refugiados más grande del mundo, y eso se debe a la condición apátrida en la que el pueblo rohignya se encuentra. Birmania, la ciudad que vio nacer a la mayoría, no les considera ciudadanos y ejerce la violencia contra ellos, afrontando la muerte segura si deciden quedarse. Sin embargo, cuando llegan a Cox’s Bazar viven hacinados, con lamentables condiciones higiénicas y dependiendo únicamente de la solidaridad tanto internacional como local.


A pesar de todo, las generaciones de rohignyas -desde la primera hasta la última- sacan lo mejor de su situación e intentan vivir una vida plena y feliz, porque a pesar de todo, en Bangladesh nadie les persigue por su religión.



Es por eso que se considera que el pueblo rohignya es uno de los más vulnerables del mundo, ya que se ven expuestos a la violencia en su propio país y a unas condiciones de vida que dejan mucho que desear. Además, por su ubicación, Cox’s Bazar se ve expuesto a temporales que muchas veces arrasan con los poblados y destrozan refugios. El paso del último ciclón, el ciclón Mocha, ha destrozado al menos 500 refugios en tan solo dos días y se ha cobrado la vida de seis personas.


Los rohignya necesitan ayuda con urgencia, y puedes ayudarles haciendo una donación a través de Save the Children o ACNUR, quienes luchan para que los refugiados tengan una vida digna en la que no falte alimentación, hogar, sanidad y educación.


46 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

댓글


bottom of page