top of page

Explotación laboral y desigualdad de género: el costo humano de la producción china

Actualizado: 16 nov 2023

Las mujeres en China llevan décadas enfrentándose a explotación laboral, viéndose obligadas a soportar largas horas de trabajo, discriminación salarial, acoso sexual y falta de derechos laborales y sindicales.



Debido a la discriminación de género y la falta de protección legal y social, las mujeres chinas son propensas a ser explotadas tanto en su ambiente laboral como en el personal, viéndose obligadas a estar en puestos de trabajo que llegan a deshumanizarlas.


En la mayoría de fábricas en China, las mujeres ocupan puestos de trabajo que requieren habilidades manuales finas, como sería la costura o el embalaje de productos electrónicos. Este tipo de trabajos suelen ser repetitivos y extenuantes, y a menudo se ven obligadas a trabajar largas horas para poder alcanzar unos plazos de producción inhumanos.


A las mujeres chinas no se les permite realizar trabajos que socialmente son vistos como trabajos de hombre, ya que consideran que hay ciertos oficios que no son adecuados para una mujer. Además, se ven presionadas a dedicarse a las tareas del hogar, a la limpieza o a la cocina; empleos en los que no puedan expresarse libremente. Asimismo, incluso si realizan el mismo trabajo que un hombre, suelen recibir salarios más bajos por no tener acceso ni a beneficios laborales ni a seguridad social.



Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los trabajadores y las trabajadoras en China es la falta de derechos laborales y sindicales. No tienen una gran capacidad para negociar salarios y condiciones laborales justas porque el modelo económico chino se basa en gran medida en la producción a gran escala y la competitividad de costos, y a menudo se enfrentan a represalias si intentan sindicalizarse o protestar contra los abusos de poder que ejercen sus jefes.


La legislación y las políticas gubernamentales restrictivas de China limitan los derechos laborales y sindicales, controlando por completo las organizaciones de trabajadores y prohibiendo las huelgas o las manifestaciones. Cuando los trabajadores intentan protestar contra las condiciones laborales abusivas, se enfrentan a represalias que pueden llevarles a ser despedidos e incluso perseguidos por las autoridades.


Debido a la discriminación de género, las mujeres a menudo se enfrentan a barreras y estereotipos de género que limitan su capacidad de avanzar en sus carreras y negociar salarios y beneficios laborales justos.


Es por eso que es crucial que se reforme la legislación laboral china, asegurando una mayor protección para los derechos de los trabajadores y trabajadoras, y una mayor igualdad de género en el lugar de trabajo, que evite sueldos inhumanos y abusos.



Para abordar este problema, se necesita una mayor conciencia y apoyo para abordar la discriminación de género en el lugar de trabajo y garantizar que las mujeres tengan las mismas oportunidades y protecciones laborales que los hombres.


52 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page