top of page

La deforestación: un enemigo común

Hoy en Way To Zero Waste, os contamos qué es la deforestación y porqué la conservación de los bosques es vital para la conservación de los ecosistemas.


¿Te has puesto a pensar que sentirías si llega un ser extraño y destruye tu casa?, quedas sin un espacio para habitar, sin comer ni donde dormir y ves que lo que antes llamabas hogar se volvió un espacio donde solo prevalece la deforestación.



Esto lo viven un sin fin de mamíferos, anfibios, reptiles, aves, microorganismos y plantas, como jaguares, tigrillos, dantas, águilas, ranas, serpientes, plantas ancestrales y más especies que si seguimos nombrando no nos alcanzaría el blog. Incluso te llega a perjudicar a ti humano, y ya te vamos a explicar por qué.


La deforestación hace referencia a la remoción de la capa vegetal en determinado territorio. Esta se puede dar de manera natural por fenómenos como lo son huracanes, sequías, incendios o plagas. De acuerdo con el New York Times, para el año 2017 los huracanes Irma y María arrasaron con aproximadamente un tercio de los bosques de República Dominicana y una gran cantidad de árboles en Puerto Rico.


Por otra parte este fenómeno se intensifica y tiene estadísticas preocupantes cuando se asocia a actividades antrópicas, ya que con el fin de dedicar espacios a usos agrícolas, ganaderos, de expansión urbana, entre otros, se empiezan a desmontar grandes cantidades de bosques, los cuales son los encargados de proveer una gran cantidad de servicios ecosistémicos como lo son la captura y almacenamiento de carbono, regulación climática, el mantenimiento del ciclo del agua, purificación hídrica y mitigaciones de riesgos ambientales.


La cobertura arbórea tiene un rol muy importante en cuanto a la captura de gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global. En el proceso de fotosíntesis los árboles requieren dióxido de carbono (CO2), acompañado de luz y agua (H2O). Una pequeña parte del dióxido de carbono es liberado a la atmósfera por respiración y la mayor parte de este compuesto queda atrapado en su biomasa. Al momento de ser talados estos organismos ya no pueden seguir reteniendo CO2 y este gas vuelve a ser liberado a la atmósfera lo que provoca que estos ecosistemas de bosque dejen de ser sumideros de CO2 y se vuelvan emisores de este gas de efecto invernadero.


Para el año 2019 el Global Forest Watch, reportó una pérdida de 11.9 millones de hectáreas en los trópicos, donde 3.8 millones de hectáreas correspondían a bosques primarios húmedos tropicales, que son de una enorme importancia para la biodiversidad y el almacenamiento de carbono. A esta pérdida vegetal se le asocia la emisión de aproximadamente 1.8 gigatoneladas de dióxido de carbono, lo que es similar a lo emitido por 400 millones de automóviles en un año.


¿Si ves como la deforestación nos llega a afectar a todos?

La conservación de los bosques a nivel global es fundamental para el equilibrio de los servicios ecosistémicos y la adaptación y mitigación del cambio climático. Este fenómeno climático es una realidad y nos afecta a todos. Y para enfrentarlo se debe empezar por hacer una mejor gestión de los recursos vegetales.


Debemos pasar de implementar procesos de tala indiscriminada a sistemas de tala balanceada, donde los ecosistemas tengan la capacidad de regenerarse y conservarse.


¡Únete al cambio!




10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page