top of page

La verdad sobre el plástico biodegradable

Los plásticos biodegradables, ganan cada vez más espacio en los mercados y en las propuestas de uso cotidiano, pero detrás de ello hay una realidad innegable, y es que el plástico en sí no se puede descomponer.





¿Qué significa biodegradable?


Empezaremos por explicar que el concepto de lo biodegradable proviene de la degradación biológica de un elemento que se reincorpora de forma natural al hábitat medio ambiental. Entonces, ¿el plástico es biodegradable?


La respuesta es NO. Y es que si bien pueden existir plásticos que se desintegran más fácilmente, la composición química con la que se crean estos elementos contiene alto grado de aditivos los cuales, no tienen descomposición orgánica ni ningún tipo de degradación biológica.


Las pieles de patata o de plátano si son biodegradables por si solas, pero al añadirles los aditivos necesarios para crear plástico a partir de estas, esto no se van a descomponer en la naturaleza, porque no son 100% orgánicos. Aún así, es un punto de partida para encontrar una alternativa al plástico común.




¿Qué es un plástico biodegradable?


La realidad es que actualmente si se trabaja para que existan plásticos menos contaminantes y con mejor impacto en el medio ambiente. Estos plásticos son producidos por materias primas como la yuca, el maíz, el plátano los cuales tienen un nivel de degradación del 100%.


Al provenir de recursos netamente naturales el proceso que llevan en su vida útil los hace volver al hábitat ambiental de manera que reintegran al ciclo natural del carbono.


Aunque son una gran oportunidad, hasta ahora no han sido utilizados de forma masiva. Y es que representan todo un desafío para su producción, ya que las materias primas de las que se pueden componer, son también usadas en mayor medida para la alimentación de la población.


La cantidad de tierra necesaria para cultivar estos alimentos, sería exorbitante para que cumpliera la función alimenticia y de producción para plástico biodegradable. Aunque es un gran recurso, todavía no se ha implementado una estrategia acorde para la siembra y el uso en plásticos.




Plásticos verdes


Estos plásticos en realidad continúan siendo plásticos por la cantidad de aditivos con la que han sido creados, si bien es cierto, que un gran número de empresas venden sus productos ostentando estar desarrollados con plásticos que son 100% biodegradables, estos no regresan del todo al hábitat y no se ha comprobado científicamente que los microorganismos consumen el 100% de los residuos.


Dentro de esta variedad de plásticos biodegradables, se encuentran elementos como las bolsas plásticas de uso cotidiano. Estas están conformadas por plásticos oxo-degradables, que son una mezcla de plástico común con aditivos que ayudarán a su degradación ambiental.


En varios países de Europa los plásticos verdes han sido prohibidos. Y es que la verdad no dan las mejores soluciones al problema medioambiental.


Estos plásticos biodegradables o verdes, generan también contaminación en las aguas, no ayudan a la reducción de la cantidad de plástico que ocupa los océanos a nivel mundial. Para que se logre una degradación adecuada, se requiere de unas condiciones externas específicas para lograr que se biodegraden. Bajo esa especificidad en temperatura, humedad u oxígeno, no todos los ambientes son aptos y ayudan a que estos plásticos logren degradarse.



¿Y el plástico compostable?


Los productos de plástico compostable están diseñados para biodegradarse bajo ciertas condiciones específicas y controladas en plantas de compostaje industriales, y no en compostaje casero.



¿Qué dice la Unión Europea?


En 2018, la Comisión Europea publicó una estrategia europea para el plástico en una economía circular, donde se insta a la UE a reducir los desechos de plásticos para asegurarse de que los productos de plástico se diseñan para ser reciclados y para invertir en medidas de reciclaje de plástico, entre otras.


Sobre los plásticos biodegradables, el Plan de Acción de la UE para la Economía Circular de 2020 concibe la creación de un marco de políticas que incluyan normas armonizadas que definan y etiqueten los plásticos biodegradables y compostables y descubran en qué usos presenta más ventajas medioambientales el uso de estos plásticos. (Agencia Europea del Medio Ambiente)



La conciencia es un paso importante


Revisar el tema de los plásticos, nos hace ver hacía los grandes fabricantes, los cuales continúan produciendo bajo las mismas condiciones contaminantes. Es importante tomar conciencia de ello, y ver que desde cada uno de nosotros podemos aportar un granito de arena evitando comprar los productos envasados en plásticos e intentando cambiar nuestro hábitos de producción y consumo.


La prevención y reducción de los desechos de plásticos deberían ser, sin duda, nuestra máxima prioridad, y necesitamos aumentar nuestros esfuerzos en evitar dichos desechos, ya que no dejan de aumentar. Los plásticos son una buena opción para muchos productos. Sin embargo, tenemos que diseñar y usar estos plásticos de manera circular, además de asegurarnos de que pueden ser y serán reciclados a una escala mayor que la de hoy en día.


¡Únete al cambio!

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page