top of page

Navegando hacia la Sostenibilidad: Una Conversación con Theresa Zabell sobre Protección y Conservación Marina

En el vasto océano del compromiso ambiental, Theresa Zabell emerge como un faro de inspiración y liderazgo. Como la única mujer española en ostentar dos medallas de oro olímpicas, su nombre está grabado en la historia del deporte, pero su legado trasciende con creces el ámbito deportivo. Más allá de los podios, Zabell ha dedicado su vida a la promoción de la sostenibilidad y la conservación marina. Su carrera como eurodiputada en el Parlamento Europeo y su papel como vicepresidenta del Comité Olímpico Español demuestran su compromiso con la defensa del medio ambiente en todos los ámbitos de la vida.


Foto: Alba Mariné via Diari de Tarragona

En el corazón de su labor está ECOMAR, la fundación que ella misma creó, donde fusiona su pasión por el deporte con su compromiso con la preservación de los océanos. A través del esfuerzo, el sacrificio y la perseverancia, Zabell ha demostrado que el cuidado del planeta no es una meta inalcanzable, sino una responsabilidad compartida que todos debemos abrazar. En esta entrevista exclusiva, exploraremos las profundidades de su visión sobre la protección y conservación marina, y cómo podemos unirnos para proteger tanto los lugares: nuestro cuerpo y nuestro planeta.



Deportista olímpica y defensora de la conservación marina

La experiencia de Theresa Zabell como regatista exitosa ha ejercido una profunda influencia en su compromiso con la protección de los océanos. Como ella misma explica, "Cada día salía a navegar durante 20 años y me dio una visión de la situación que lamentablemente no tiene quien no sale al mar". Este contacto directo con el mar le brindó una comprensión única de su fragilidad actual y la urgencia de su protección.


Zabell señala que "El mar es el terreno de juego…, pero el terreno está amenazado, había que hacer algo". Esta conciencia la llevó a preguntarse por qué nadie estaba tomando medidas al respecto, y ante la falta de respuesta, decidió actuar por sí misma. Fundó ECOMAR hace 25 años con el propósito de concienciar y educar sobre la importancia de cuidar nuestros océanos.


En el contexto de ECOMAR, Zabell destaca la importancia de integrar a deportistas en la causa, para que puedan transmitir el mensaje de conservación a las nuevas generaciones. Esta estrategia busca aprovechar el poder del deporte como herramienta para inspirar y motivar el cambio, creando una conexión emocional con el océano y fomentando un compromiso activo con su conservación.




Colaboraciones con otras organizaciones, gobiernos o empresas y los ODS

En el ámbito de la conservación marina, ECOMAR busca activamente colaborar con otras organizaciones, gobiernos y empresas para maximizar su impacto y abordar desafíos más amplios. Como señala Theresa Zabell, "El ODS más importante es el 14, más de la mitad del oxígeno que respiramos proviene del mar, el agua el ciclo empieza en el mar,… Sin mar no hay vida. Si no cuidamos el mar y aseguramos nuestra permanencia en el planeta, lo demás da igual". Esta perspectiva resalta la crucial importancia de proteger los océanos para garantizar la sostenibilidad de la vida en la Tierra.


En este sentido, ECOMAR adopta una postura de colaboración activa, como destaca Zabell al afirmar: "Nos gusta colaborar y hacer equipo.”. La fundación reconoce que abordar los desafíos de conservación marina requiere un esfuerzo colectivo, y así lo refleja: "Somos un equipo. Todos navegamos en un barco en el que cabemos todos". Invita a otras organizaciones, gobiernos y empresas a unirse a su causa, reconociendo el valor que el mar aporta a nuestras vidas y la responsabilidad compartida de protegerlo.

"Somos un equipo. Todos navegamos en un barco en el que cabemos todos."

Tras preguntarle sobre el motivo de la falta de atención de las empresas españolas hacia los ODS 14 y 15, Zabell explica: "Por desconocimiento, por eso nosotros queremos educar en ese ámbito, sobre todo a niños que son más receptivos. Con los adultos resulta más complicado que cambien de forma de pensar. España ha vivido siempre de espalda al mar, tanto a nivel deportivo como ambiental. Eso al final redunda en que no veamos el mar como el pulmón del planeta que es.”. La fundación se centra en educar a las generaciones más jóvenes sobre la importancia de cuidar los océanos, reconociendo que cambiar las mentalidades de los adultos puede ser más difícil.


Zabell hace hincapié en la urgencia de actuar, señalando ejemplos concretos de cómo la degradación ambiental está afectando los ecosistemas marinos, como la pérdida de la posidonia en el Mediterráneo. “En el Mediterráneo, tenemos la posidonia, una planta marina que vivía fuera del agua y aprendió a vivir en ella. La posidonia absorbe 17 veces el co2 de la superficie del amazonas. Una tercera parte de esta especie ya no esta, y si seguimos asi el mediterráneo ya no tendrá aguas transparentes. Todavía estas a tempo de solucionar estos problema, nosotros llevamos 25 años haciéndolo”

"España ha vivido siempre de espalda al mar, tanto a nivel deportivo como ambiental"

¿Qué crees que debería ser la prioridad número uno en la protección de los océanos?

  • Aumentar la vigilancia y aplicación de leyes marítimas.

  • Implementar áreas marinas protegidas.

  • Desarrollar tecnologías innovadoras para limpiar los océanos

  • Educar a las comunidades sobre la conservación marina.



Desafíos de Ecomar en su lucha contra la contaminación

Ante la creciente preocupación por la contaminación oceánica, ECOMAR se enfrenta a diversos desafíos en su lucha contra esta problemática y busca involucrar activamente a la comunidad en este esfuerzo mediante una serie de actividades concretas. Una de las principales actividades educativas de la organización es su plataforma educativa dirigida a colegios, que ofrece 10 clases de una hora de duración cada una, enfocadas en el cuidado de los océanos. A través de este programa, los estudiantes tienen la oportunidad de aprender sobre la importancia de preservar los océanos y las acciones que pueden tomar para contribuir a su protección.


Además, durante los meses de verano, ECOMAR opera un centro natural donde los niños participantes tienen la oportunidad de aprender a valorar y cuidar el medio ambiente a través de actividades prácticas y experiencias en la naturaleza. Este enfoque hands-on ayuda a reforzar los conceptos aprendidos en el aula y fomenta un sentido de conexión más profundo con el entorno natural.


Otra iniciativa clave son las limpiezas de costas, en las que participan empresas, colegios y centros náuticos. Estas actividades tienen como objetivo abordar la contaminación por residuos y promover la valoración de los océanos. Theresa Zabell destaca la importancia de estas limpiezas al afirmar: "Lo más imperante es lo que aprenden durante la jornada sobre los materiales recogidos y la huella que tienen". Además, señala que es crucial sensibilizar a la comunidad sobre la diversidad de desafíos que enfrentan los océanos, más allá del problema del plástico, como la sobre pesca.


En cuanto al involucramiento de las empresas, Zabell destaca que "las empresas han recibido este tipo de actividades fenomenal". Con más del 90% de su financiación proveniente del sector privado, ECOMAR reconoce la importancia de brindar un retorno tangible a sus patrocinadores: “Antes era un retorno de te pongo tu logo, ahora hay que darles algo que ellos vivan.” La organización busca ofrecer experiencias significativas que permitan a las empresas ver el impacto positivo de su inversión en la comunidad y el medio ambiente.


ECOMAR enfrenta desafíos significativos en su lucha contra la contaminación oceánica, pero mediante la educación, la participación comunitaria y el compromiso con el sector privado, la organización continúa trabajando para proteger y preservar los océanos para las generaciones futuras.


“Antes era un retorno de te pongo tu logo, ahora hay que darles algo que ellos vivan.”



El futuro de Ecomar

ECOMAR tiene planes ambiciosos para el futuro cercano en términos de conservación marina y educación ambiental, con proyectos y metas específicas que apuntan a hacer una diferencia significativa en la protección de los océanos.


En el ámbito de la educación, la organización ha estado trabajando en el desarrollo de una plataforma educativa durante los últimos años. El objetivo es escalar este proyecto para que llegue a todos los colegios de España. Como señala Theresa Zabell, "ahora falta que la bola se haga más grande", lo que indica un impulso hacia la expansión y la cobertura a nivel nacional. Esta iniciativa busca crear conciencia sobre la importancia de la conservación marina desde una edad temprana, educando a las nuevas generaciones sobre cómo pueden contribuir a proteger los océanos.


Además, ECOMAR está llevando a cabo un proyecto científico de replantación de posidonia, una planta marina crucial para los ecosistemas del Mediterráneo. Zabell destaca que existen muchos proyectos similares con poco rigor científico, pero ECOMAR está comprometida con un enfoque riguroso y efectivo. El proyecto implica la recogida de semillas y su plantación, con la participación de voluntarios. Este esfuerzo tiene como objetivo recuperar la posidonia que se ha perdido en el Mediterráneo debido a la actividad humana y se espera que este proyecto esté en marcha para mayo o junio, con un período de implantación de 18 meses. La visión a largo plazo implica la implementación de proyectos similares en cada comunidad autónoma que bordea el Mediterráneo, lo que subraya el compromiso de ECOMAR con la restauración de los ecosistemas marinos en toda la región.



Si mañana le dieran el control del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ¿cuál sería tu primera acción para avanzar en la conservación marina?

Si le dieran el control del Ministerio para la Transición Ecológica, Theresa Zabell enfocaría su primera acción en asegurar que todos los niños de todos los colegios tuvieran la oportunidad de disfrutar del mar. Como ella misma destaca, "El mar es algo divertido y formativo". Para Zabell, conectar a las nuevas generaciones con el medio ambiente marino desde una edad temprana es crucial para promover la conciencia y el respeto por los océanos.


Además, enfatizaría la importancia de fortalecer la relación entre el deporte y el medio ambiente. Zabell cree firmemente en el potencial del deporte como una herramienta para inspirar y motivar el cuidado del planeta. Por lo tanto, buscaría promover iniciativas que integren el deporte y la conservación marina, cultivando así una cultura de aprecio y protección hacia los océanos entre los atletas y la sociedad en general.


27 visualizaciones0 comentarios

댓글


bottom of page