top of page

¿Por qué cambiamos de hora?

¿Cuáles son las repercusiones de este cambio? ¿Afecta nuestra salud? ¿Perjudica al medio ambiente? Todas las respuestas están a continuación.


A pesar de que aún no nos hayamos despedido del otoño, el cambio de hora que se llevará a cabo este fin de semana nos dará la posibilidad de ajustar nuestra rutina a las horas en las que el sol está presente. La modificación pondrá de nuevo en tela de juicio las ventajas y desventajas de atrasar nuestros relojes para ponerle fin al horario de verano.



Específicamente, el cambio ocurrirá la madrugada del domingo 31 de octubre a las 03:00 am, cuando pasarán a ser las 02:00 am. Esto únicamente pasará en la Península Ibérica, ya que en las Canarias la modificación será a las 02:00 am, cuando pasará a ser la 01:00 am.




¿Cuándo se originó el cambio de hora?


Benjamín Franklin, reconocido científico y político estadounidense, fue el primero en proponer el formato de “cambio de hora” en el año 1784. En ese entonces, Franklin era embajador de EE.UU. en Francia y realizó la propuesta como parte de un plan para ahorrar energía y disminuir el costo de la luz. Aunque esta medida no se materializó en ese entonces, si sirvió de inspiración para otras personas que tenían la misma visión que el científico.


En 1974, en plena crisis petrolera en el mundo, algunos países, entre ellos España, modificaron sus horas para aprovechar el tiempo diario de luz solar y reducir el consumo energético. En teoría, España se rige por el huso horario de Berlín desde 1940, debido a los nexos entre Franco y Hitler, pero no fue hasta la década de 1970 que se hizo oficial ante la industrialización de estos países. Sin embargo, el propósito inicial de ahorro energético sigue siendo un tema de debate.




Beneficios del cambio de hora en el medio ambiente


Mucho se ha hablado sobre las ventajas del cambio de horario. Por ejemplo, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDEA) ha concluido a través de distintos estudios que el cambio de hora puede generar hasta un 5% menos de consumo de electricidad para iluminación, lo que equivale a unos 300 millones de euros.


Es innegable que un 5% de ahorro es significativo si tenemos en cuenta la problemática del calentamiento global y el consumo excesivo de electricidad en muchos países del mundo. Para muchas personas, el desarrollo sostenible puede lograrse a través de prácticas como el cambio de horario. En términos de cuidado del medio ambiente, cualquier aporte es valioso, y más si dicho aporte viene de la mano con prácticas que apuntan al uso responsable de los recursos naturales.




Desventajas del cambio de hora


Lo primero que tenemos que preguntarnos al analizar las repercusiones de esta medida es ¿qué significa tener una hora más de sol por las mañanas? Si hablamos específicamente del horario matutino, el ahorro de energía es evidente. No obstante, si tenemos en cuenta las 24 horas del día, no existe mayor cambio, ya que igualmente las luces se encenderán 1 hora antes por las tardes.


De hecho, es posible que no se altere demasiado el valor de la factura de la energía eléctrica debido a que la hora adicional de luz natural por las mañanas no siempre es suficiente para contrarrestar la hora de consumo que se gana por las tardes. Evidentemente, si “madrugamos” con buena luz natural, reduciremos considerablemente el uso de electrodomésticos e iluminación artificial, y esto a su vez permite reducir nuestra huella de carbono.


Sin embargo, esta medida no es siempre la mejor alternativa para ahorrar energía. Las grandes empresas y organizaciones industriales utilizan luz eléctrica en sus instalaciones a cualquier hora del día, y el cambio de horario representa una extensión del horario laboral de 1 hora. Además, un estudio de National Geographic de 2006 demostró que los residentes de Indiana (EE.UU.) utilizan durante más tiempo sus electrodomésticos durante este cambio de horario, lo que incrementaría el valor de la factura de energía.


Lo que realmente importa aquí es desplegar políticas que apunten a la sostenibilidad y al ahorro energético mediante energías renovables y fuentes alternativas de combustible. En este sentido, no se trata de percibir al cambio de hora como una solución, porque en efecto puede serlo, pero, ¿hasta qué punto hace la diferencia?




Influencia del cambio de hora en la salud


Lo más importante a tener en cuenta con el cambio de hora es que se trata de una modificación que apunta a un mejor ajuste de nuestras jornadas laborales a la luz solar. El tema es que cada persona funciona de manera diferente, y no todos tienen éxito al realizar este ajuste de rutinas.


Algunos expertos, como la psicóloga Blanca Tejero Claver, afirman que el cambio de horario de esta temporada, al producirse en medio del invierno, promueve el sedentarismo. Según ella, al pasar más tiempo en casa, nos ejercitamos menos y tenemos riesgo de aumentar de peso. Además, el nivel de inactividad física puede bajar nuestros niveles de serotonina, la hormona asociada a la felicidad.




¿Cómo adaptarte al cambio de hora de manera exitosa?


Según la Asociación para el Autocuidado de la Salud (ANEFP), estos son los consejos a seguir para tener una mejor adaptación al cambio de hora:

  • Definir una rutina de sueño, lo que incluye una hora para levantarse y para acostarse.

  • Evitar tomar siestas durante los primeros días posteriores al cambio.

  • Cuidar tu alimentación con una dieta abundante en vegetales y frutas. Se recomienda evitar el consumo de cafeína, alcohol y otras sustancias que alteran el sueño.

  • Aprovechar las horas de sol para realizar actividad física.

  • Ejercitar el cerebro a través de la lectura, los juegos u otras actividades.

  • Cenar más temprano y comer alimentos que afecten el sueño.

  • Reducir el uso de dispositivos electrónicos, como smartphones, tabletas y ordenadores antes de dormir.


¡Únete al cambio!

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page