top of page

¿Por qué es importante la COP27 y qué podemos esperar de ella?

La 27ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, conocida como COP27, tendrá lugar del 6 al 18 de noviembre en Sharm el Sheij, Egipto. Este encuentro tiene como objetivo revisar los propósitos del año pasado y abrir camino a los nuevos.




¿Qué es la COP?


La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático es un organismo que forma parte de la ONU, encargado de responder y gestionar la emergencia climática. Durante la Conferencia de las Partes de la ONU sobre el Clima, se reúnen los distintos países para tomar medidas y conseguir los objetivos climáticos colectivos acordados con anterioridad. La COP establece un objetivo último: lograr la estabilización de las concentraciones de CO₂ en la atmósfera.


Este año se llevará a cabo la 27ª Conferencia del 6 al 18 de noviembre de 2022 en Sharm el Sheij, Egipto. Los Jefes de Estado y de Gobierno participarán los días 7 y 8 de noviembre, y del 15 al 18 de noviembre se celebrará un segmento de alto nivel al que asistirán los ministros. La convención pasaba por Madrid, España, en 2019, y el año pasado pasaba por Glasgow, Escocia.


¿Por qué es importante la COP?


La primera COP tuvo lugar en Berlín el año 1995. Desde entonces, la mayoría de países del mundo se han reunido anualmente para tratar el cambio climático con el objetivo tanto de frenar el deterioro del planeta Tierra como para demostrar la coordinación global que puede haber entre países.


Cada año se proponen nuevos propósitos y metas que se busca alcanzar en la lucha contra el cambio climático, sin embargo, cada año puede haber variaciones en pequeños detalles.


Es importante que se celebren estas conferencias anualmente porque la lucha contra el cambio climática es conjunta y no se limita a un solo país, es crucial reunirse entre todos -o la mayoría- para poder acordar medidas que ayuden a frenar posibles catástrofes naturales.


En el caso de este año, la COP se celebrará en Egipto para ponerse al día. Es decir, el año pasado en Escocia se propusieron nuevas metas que alcanzar, y el trabajo de las reuniones de este año será ver qué camino están tomando estos objetivos y cómo poder lograrlos antes de que sea demasiado tarde.



¿Qué esperar de la COP27?


Los temas que podemos esperar en la conferencia de este año son cómo pagar por la acción climática, la mitigación, cómo adaptarse al nuevo clima, y cómo limitar el calentamiento global a 1,5 °C.


En cuanto a la mitigación se refiere -que es el conjunto de medidas para minimizar el impacto destructivo del calentamiento global- se les exige a todas las partes que tomen acciones inmediatas para reducir emisiones y limitar el calentamiento del planeta.


Al contrario de la mitigación, la adaptación tiene como objetivo asegurarse de hacer el progreso necesario para mejorar tanto la resiliencia al cambio climático como el trato que reciben las comunidades más vulnerables del mundo. Aquí es donde entran las finanzas, ya que es crucial asegurarse de que se llevan a cabo el pago de los prometidos 100 billones de dólares por año a los países en desarrollo.


La pasada COP21 se adoptó el Acuerdo de París para limitar el calentamiento global bajo los 2 °C sobre los niveles preindustriales, y preferiblemente limitarlo a 1,5 °C. Por ahora no se ha alcanzado el objetivo y no se prevé que este año se adopten nuevas medidas, pero se esperan ambiciosos compromisos por parte de líderes mundiales para conseguir acelerar los objetivos.



Los otros temas de los que se va a oír a hablar son la naturaleza y cómo revertir la desforestación, la crisis alimentaria, soluciones para que el agua sea sostenible y tenga un futuro resiliente neto cero, y la industria de la descarbonización.



¿Cómo ayudar personalmente contra el cambio climático?


Individualmente, no podemos terminar de una sola vez con el cambio climático, pero sí que podemos tomar acciones para contribuir a limitarlo. Como bien recomiendan las Naciones Unidas, cambiando el modo en el que nos desplazamos, el tipo de electricidad que utilizamos y los alimentos que comemos, podemos marcar diferencia en el mundo.


Se puede ahorrar energía en casa, reduciendo la calefacción y el aire acondicionado, cambiando bombillas LED y electrodomésticos de bajo consumo, lavando la ropa con agua fría y teniendo la ropa mojada en lugar de usar la secadora. Podemos desplazarnos caminando, en transporte público o en bicicleta, reduciendo la emisión de gases de efecto invernadero. En cuanto a la alimentación, comer verduras puede reducir considerablemente nuestro impacto medioambiental, ya que la producción de alimentos de origen vegetal suele generar menos emisiones. Y como siempre, es importante reducir, reutilizar, reparar y reciclar.

46 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page