top of page

¿Son los coches eléctricos actuales tan buenos para el medio ambiente?


Hoy en Way To Zero Waste ponemos sobre la mesa un tema muy interesante y que vale la pena analizar de manera objetiva. Se trata de qué tan positivos son los coches eléctricos para el planeta.


Durante los últimos años, los coches eléctricos se han mostrado al mundo como máquinas de cero emisiones y amigables con el medio ambiente. Pero, ¿estos vehículos son tan ecológicos como parecen? En todo caso, el impacto ambiental de un automóvil no solo está determinado por la cantidad de humo que emite a través de su tubo de escape.




Si bien se ha demostrado que los coches completamente eléctricos pueden reducir las emisiones a cero mientras viajan por carretera, existen ciertas interrogantes en torno a las emisiones que produce su fabricación, o la manera en la que las baterías de litio que utilizan estos vehículos impactan en el medio ambiente. Incluso existen dudas en torno a la cantidad real de electricidad que utilizan, y si esta se obtiene a partir de fuentes ecológicas.


¿Quieres saber si los coches eléctricos realmente valen la pena? Continúa leyendo.




¿Qué beneficios aportan los coches eléctricos al medio ambiente?


Lo primero que debes tener en cuenta es que ningún vehículo puede beneficiar completamente al medio ambiente. Esto solo ocurriría si tuviésemos coches capaces de plantar árboles o de eliminar el CO2 de la atmósfera. Sin embargo, los coches eléctricos son mucho menos perjudiciales para los ecosistemas de nuestro planeta que los coches diésel. ¿Por qué? Estas son sus principales ventajas:


∙ Los coches eléctricos utilizan baterías, a diferencia de los automóviles diésel que funcionan con combustibles fósiles como la gasolina. Estos combustibles contribuyen notablemente al cambio climático, así que al no depender de ellos, los coches eléctricos contribuyen a la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero.


∙ Aunque los coches eléctricos almacenan químicamente, liberan sin ningún tipo de combustión gracias a las baterías de iones de litio. Por ello, no emiten gases contaminantes, como los óxidos de nitrógeno (NOx) o el dióxido de azufre (SO2), los cuales son perjudiciales para la salud humana.


∙ La contaminación no es sólo atmosférica. Un coche también produce contaminación acústica, y ese es un problema que disminuye cuando hablamos de coches eléctricos.


∙ El gasto en el mantenimiento del motor que nos produce un vehículo diesel o gasolina más alto debido a que el motor del coche eléctrico es muy compacto y mucho más fiable que los tradicionales.



∙ Los coches eléctricos son mucho más eficientes que los tradicionales. Su eficiencia se establece en el 90% cuando en un automóvil tradicional se queda en el 30%. Los vehículos eléctricos necesita menos energía para realizar el mismo esfuerzo por lo que consume menos.

Un coche eléctrico gasta tan sólo un euro cada 100 km mientras que uno tradicional ronda los 7 euros cada 100 km.



¿Cómo impacta la fabricación de automóviles eléctricos al medio ambiente?

La producción de coches eléctricos es similar a la de los vehículos convencionales en términos de consumo de energía. Aunque estos automóviles no poseen motor, más de un tercio de sus emisiones de CO2 provienen de la fabricación de baterías de iones de litio. Esto ocurre porque estas baterías se producen a partir de materiales como el cobalto, el grafito y el níquel, los cuales son extraídos mediante procesos de minería altamente contaminantes.


Además, muchas fábricas de baterías para coches eléctricos operan en países cuyas redes eléctricas no están impulsadas por fuentes sostenibles, lo que incrementa la huella de carbono del proceso de fabricación. No obstante, esta huella se amortizará con el tiempo.


Luego de dos años de uso, un coche eléctrico saldará su deuda de sostenibilidad, a diferencia de los vehículos convencionales, cuyas emisiones contaminantes ocurren durante toda su vida útil.

Mientras más países se unan a la agenda de descarbonización global de las redes eléctricas, las emisiones en la fabricación de coches eléctricos se reducirán.


Existen múltiples proveedores de carga eléctrica para estos vehículos que utilizan fuentes de energía limpia, como paneles solares. Además, ya están en camino diversos cambios tecnológicos para reducir los efectos contaminantes en el proceso de producción, mientras que el reciclaje y la reutilización de baterías de iones de litio es una industria en crecimiento.




¿Te resultó útil este contenido? Deja tus comentarios para que resolvamos tus dudas o simplemente para generar debate entorno a un tema tan importante como este.

¡Únete al cambio!

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page