top of page

El cambio climático afecta sobre todo a los más vulnerables

Actualizado: 16 nov 2023

Los desastres ambientales empeoran la pobreza, el hambre y el acceso a recursos, incrementando a su misma vez la violencia y los conflictos.



Las catástrofes climáticas, provocadas en su mayoría por el cambio climático, hacen que miles de personas se vean obligadas a abandonar sus hogares y huir de sus países, convirtiéndose en refugiados climáticos.


Sin embargo, no todas las personas que huyen de su casa por causas climáticas pueden ser refugiados climáticos, ya que a algunas personas de las que buscan asilo no se les otorga el estatus de refugiado o se enfrentan a dificultades cuando intentan hacerlo.

Esto ocurre cuando el gobierno del país en el que se busca refugio considera que las vidas de estos refugiados no corren peligro en sus lugares de procedencia y, por ende, pueden volver a su destino, incluso si sus casan han quedado destruidas.



Tal como el Parlamento Europeo apunta, uno de los mayores problemas internacionales es la falta de claridad a la hora de establecer qué es un refugiado climático y el tipo de protección deben recibir, comparándose con aquellos refugiados que huyen de sus hogares por conflictos políticos y guerras.


El cambio climático empeora cada año que pasa, y esto provoca que cada vez sean más las catástrofes naturales que provocan el abandono de lugares que quedan inundados, devastados o quemados. Es por eso que es crucial que tanto el Parlamento Europeo como el resto del mundo llegue a un acuerdo sobre los refugiados climáticos y qué herramientas usar para ayudar a aquellos que lo pierden todo cuando la naturaleza se revoluciona contra el planeta.



Puede haber quienes consideren que el calentamiento global nos afecta a todos por igual, sin importar dónde o cómo vivimos, pero la realidad es que este fenómeno afecta más a aquellas personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad; empeora la pobreza, la hambruna, el acceso a recursos y, sobre todo, la violencia y los conflictos.


Los expertos aseguran que en el año 2050 podría haber cerca de 216 millones refugiados climáticos, si no se toman medidas urgentes. Para entonces, la temperatura del planeta Tierra ya habrá aumentado mínimo 2 °C.


Países que ya se encuentran en conflicto, como en el caso de Afganistán con la llegada de los talibanes, o en Siria con una guerra que dura más de 12 años, son propensos a sufrir el calentamiento global con más dureza por no contar con medidas en momentos de emergencia.


Los países subdesarrollados tienen menor capacidad para recuperarse de los desastres ambientales por falta de medios y ayuda exterior. En la mayoría de ocasiones afecta al suministro eléctrico, las vías de comunicación, los hogares y las provisiones.





Cómo ayudar a los refugiados climáticos


Sentir lástima por lo que viven los refugiados climáticos no es suficiente, es crucial que como sociedad -aparte de las instituciones gubernamentales- pongamos nuestro propio granito de arena.


Hay distintas maneras de ayudar, pero todo empieza desde la educación; es crucial aprender sobre la situación que viven los migrantes climáticos y cuál es su realidad. Por otro lado, debemos intentar reducir nuestra huella de carbono; aunque no lo parezca, el simple hecho de reducir el tiempo que pasamos en la ducha es de ayuda. Pero también es importante que -en caso de poder hacerlo- donemos a las organizaciones que se encargan de trabajar mano a mano con los refugiados.

65 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page