top of page

Sostenibilidad empresarial

Hoy vamos a explicar la sostenibilidad desde un enfoque empresarial, y cómo las empresas consiguen aplicar y realizar prácticas sostenibles a sus actuales modelos de negocio.



¿Qué es la sostenibilidad?


La sostenibilidad consiste en satisfacer "las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades" - la primera ministra noruega Gro Harlem Brundtland para el informe de 1987 "Nuestro futuro común", elaborado por la Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo bajo la dirección de las Naciones Unidas.

Las empresas deben tener en cuenta no sólo su propio éxito financiero a largo plazo, sino también las implicaciones medioambientales y sociales generales al considerar la sostenibilidad. El llamado enfoque de triple resultado considera los negocios desde un punto de vista económico, medioambiental y social, y analiza el éxito de las empresas en función de los beneficios, las personas y el medio ambiente.


Hacer bien y hacer el bien: Las empresas que actúan en su propio interés se conocen como hacer el bien (para sí mismas) y simultáneamente hacer el bien (para los demás), o "hacer el bien haciendo el bien".




¿Qué significa ser una empresa sostenible?

Como ya se ha dicho, las prácticas empresariales sostenibles no sólo incluyen los beneficios, sino también el impacto de las actividades en el medio ambiente, los recursos naturales y las generaciones futuras.


Desde el punto de vista empresarial, la sostenibilidad tiene varias ventajas:

  1. Se reduce el uso de energía, materiales y basura, así como los gastos asociados.

  2. Se reducen las primas de seguros y los riesgos legales.

  3. Diferenciación del producto o servicio, así como de la marca.

  4. Para generar nuevos productos y dar servicio a nuevos clientes, es necesario un fuerte compromiso con la innovación.

  5. Aumento de la concienciación de los clientes sobre la imagen y la reputación de la empresa, especialmente entre aquellos que se preocupan por el medio ambiente y su efecto personal en él.

  6. Se despertará el interés de los inversores. A la hora de decidir cómo invertir, un porcentaje cada vez mayor de inversores analiza las normas de sostenibilidad de una empresa.

  7. Las empresas que se comprometen responsablemente con los problemas sociales y medioambientales tienen menos probabilidades de enfrentarse a riesgos, y sus tasas de crecimiento futuro pueden verse impulsadas. Los inversores se beneficiarán de ambos aspectos.

  8. Los empleados que se preocupan por el medio ambiente y la sostenibilidad serán más atraídos y retenidos.


Las variables externas, como las normas y reglamentos gubernamentales, así como los intereses y expectativas de los clientes e inversores, afectan a la decisión de una empresa de ser más sostenible. Las tendencias y valores sociales, la demografía, la nueva información y los medios de comunicación tienen un gran efecto sobre estas influencias externas.


Si quieres conocer más sobre que es el greenwashing te recomendamos que leas el artículo sobre el tema que publicamos hace unos meses: Greenwashing - todo lo que necesitas saber




¿Qué impide a las empresas aplicar prácticas empresariales sostenibles?


Existe una curva de aprendizaje asociada a las prácticas empresariales sostenibles -que va desde el cumplimiento básico hasta el cambio total del entorno empresarial- y, en muchos aspectos, una gran mayoría de empresas se encuentra en la fase inicial de aprendizaje.


Tres de los principales obstáculos que impiden una acción empresarial decisiva son la falta de comprensión de lo que es la sostenibilidad y lo que significa para una empresa, la dificultad para modelar el caso empresarial de la sostenibilidad y los fallos en la ejecución, incluso después de haber desarrollado un plan.


¿Cuáles son los beneficios de hacerlo?

  • Las prácticas empresariales sostenibles pueden situarle por delante de los demás. Las empresas que tienen una estrategia empresarial a largo plazo pueden conseguir una ventaja en costes o beneficios (diferenciación).

  • La creación de valor compartido es un término que se utiliza para describir una actividad o esfuerzo organizativo que beneficia a la sociedad al tiempo que beneficia a la empresa.

  • Cuando un gran número de empresas trabajan juntas para producir soluciones autosostenibles a los problemas medioambientales, la sociedad en su conjunto se beneficia de forma significativa.


¿Qué estrategia deben seguir las empresas?

  • Para empezar, determinar su efecto medioambiental (por ejemplo, la contribución a las emisiones de carbono).

  • A continuación, averigüe qué impacto(s) les conviene más resolver.

  • A continuación, averigüe los métodos más eficaces para lograrlo.



Dinos si te ha gustado este post y si te gustaría que escribiéramos un post sobre diferentes estrategias empresariales sostenibles.


¡Únete al cambio!

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page